Hombres voladores

Espectacular video realizado por Phoenix Fly, una empresa que se dedica a diseñar y fabricar trajes aéreos. Vale la pena tomarse 6 minutos, ponerse unos buenos auriculares y disfrutar de la audacia ajena.

Vía vimeo.com

Bajada con arte

Genial corto de Juan Rayos en el que se ve a un grupo de chicas bajando las montañas de Madrid en longboard. Para tomarse 4 minutos y disfrutar.

Vía vimeo.com

El Porsche más lento del mundo

Imagen de previsualización de YouTube

Se trata del Ferdinand GT3 RS, una réplica del famoso Porsche 911 hecha a mano con tuberías plásticas y cinta adhesiva en cuyo interior hay una bicicleta que reemplaza al motor.

Vía youtube.com

Escuela de Parkour

Video promocional de Tempest Freerunning Academy, una academia para aprender parkour. Extraño, siempre pensé en el parkour como algo más clandestino.

Vía kottke.org

Aquí todos flotan

Excelente publicidad de Experience Human Flight, un centro de centro de enseñanza de paracaidismo en Melbourne. Lindo arte.

Vía trash

Trepador veloz

Imagen de previsualización de YouTube

La primera ascensión de la cara norte del Eiger, una montaña en los Alpes suizos (3,970 metros), fue en 1938 y tomó tres días. En este video puede verse como Ueli Steck la sube en 2 horas, 47 minutos y 33 segundos. Hermosas imágenes, muy linda edición.

Vía kottke.org

Solo, rápido y sin ayuda

El explorador polar Ben Saunders intenta romper el récord de velocidad hacia el Polo Norte otra vez pero lo está hace en solo y sin apoyo. En 2005 un equipo dirigido con trineos tirados por perros y varias reabastecimientos realizados por vía aerea de alimentos alcanzó el Polo en 36 días, 22 horas, y en 2010 un equipo canadiense alcanzó el Polo a pie en 41 días, 18 horas con sólo un vuelo de reabastecimiento. Ben viaja solo y a pie, y no tiene apoyo en el camino. Ben tuvo mala suerte en sus dos últimos intentos (equipo roto y alimentos en mal estado).

Vía kottke.org

Olas lentas

Genial video en slow motion del Pipeline Pro 2011 que se disputó en Hawaii. Para tomarse un par de minutos, ponerse los auriculares y disfrutar de un deporte único.

Vía EnFoco