Paranoia 2.0

Gracias al honorable diputado nacional y multimillonario (todavía no me queda muy claro porqué a la gente le gusta aclarar que alguien es multimillonario, pero me sumo a la mayoría) Francisco de Narváez y su Fundación Unidos del Sud el pueblo contará a partir de hoy con un Mapa de la inseguridad editable. La idea fue crear una aplicación web 2.0 en la cual cualquier ciudadano puede sumar a un mapa dónde y qué delito se ha cometido. Sin dudas se trata de una buena movida viral/publicitaria y ya puedo imaginar el tipo de notas que escribirán los medios tradicionales al respecto. Pero al margen de las razones publicitarias no veo en qué me beneficiará enterarme de que a dos cuadras de mi casa le robaron la cartera a una abuelita. Lo que si puedo ver es que sin dudas algo así contribuye a alimentar la paranoia colectiva de inseguridad

Vía aryentina

3 de diciembre de 2008
Raul Kraps
autor

El Obama chileno

El otro día me encontré con una curiosa nota en el gran diario argentino. La nota en cuestión habla sobre un empresario minero de Chile llamado Leonardo Farkas que aparentemente se presentaría como candidato presidencial en el año 2010. El multimillonario ya cuenta con 140,000 seguidores en su grupo de Facebook titulado «Leonardo Farkas , El candidato 2.0 para una nueva politica en Chile«. En el sitio web oficial de la campaña se pueden leer frases como: «Farkas es nuestro Obama chileno».

En la nota de Clarín se presenta una pequeña biografía express que reproduzco a continuación:

Nacido en una familia de clase media-alta, Farkas estudió Ciencias Económicas en su país natal. No obstante, sus bolsillos no se llenaron gracias a lo que aprendió en la facultad. Sus ganancias las obtuvo como músico en bares de Estados Unidos. Más tarde, con los contactos que hizo tocando el piano en cruceros comenzó a actuar en palacios de jeques árabes. A los 27 años se casó con Tina Friedman, la heredera estadounidense de la cadena de hoteles Concord. Con sus arcas colmadas, volvió a Chile e invirtió en las minas de hierro que su familia tenía en el país y las sacó del pozo. En la actualidad, exporta 10 millones de toneladas de hierro al año.  

Mientras tanto de este lado de la cordillera todavía a nadie se le ocurrió la idea de pretender ser el Obama autóctono. Supongo que si cada país tiene el Obama que se merece entonces Argentina por suerte ni siquiera merece pensar en uno.

25 de noviembre de 2008
Raul Kraps
autor