Malthus, un poroto…

Pistola cigarrillo

“El tabaco tiene la función social de limitar el número de personas mayores dependientes que la economía debe mantener”. Esta consideración está contenida en un documento para manejar las relaciones públicas que la industria tabacalera británica encargó a finales de 1978. El propio autor reconoce que “obviamente” este argumento “no se puede usar públicamente”, pero lo desarrolla: “Con un aumento general de la esperanza de vida, necesitamos algo para que la gente muera. En sustitución de los efectos de la guerra, la pobreza y el hambre, el cáncer, considerado como la enfermedad de los países ricos, desarrollados, tiene un papel que jugar”. Thank you for smoking.

Vía El País

Deja un comentario