Paranoia 2.0

Gracias al honorable diputado nacional y multimillonario (todavía no me queda muy claro porqué a la gente le gusta aclarar que alguien es multimillonario, pero me sumo a la mayoría) Francisco de Narváez y su Fundación Unidos del Sud el pueblo contará a partir de hoy con un Mapa de la inseguridad editable. La idea fue crear una aplicación web 2.0 en la cual cualquier ciudadano puede sumar a un mapa dónde y qué delito se ha cometido. Sin dudas se trata de una buena movida viral/publicitaria y ya puedo imaginar el tipo de notas que escribirán los medios tradicionales al respecto. Pero al margen de las razones publicitarias no veo en qué me beneficiará enterarme de que a dos cuadras de mi casa le robaron la cartera a una abuelita. Lo que si puedo ver es que sin dudas algo así contribuye a alimentar la paranoia colectiva de inseguridad

Vía aryentina

8 comentarios sobre “Paranoia 2.0

  1. SI PREFERIS VIVIR COMO EN EEUU QUE SOLO SE ENTERAN DE ALGO GRAVE CUANDO YA ES INEVITABLE Y FUE ECHO A LA VISTA DE TODO EL MUNDO Y TODOS LOS MEDIOS DE TV.O SINO MEJOR NO DECIR NADA DE LO QUE PASA EN EL PAIS ASI NOS CREEMOS QUE SOMOS EL PRIMER MUNDO COMO SUISA Y AUSTRIA.
    MUCHAS PERSONAS NO DENUNCIAN NADA PORQUE ES PERDER EL TIEMPO,Y SI LO HACES TE DEJAN ESPERANDO 4 HORAS EN UNA COMISARIA PARA QUE LA PROXIMA VEZ QUE TE PASE ANGO TE ACUERDES DEL TIEMPO QUE PERDISTES Y NO VALLAS A HACER LA DENUNCIA.ESTO DEL MAPA ES UN PRINCIPIO Y LA GENTE PONE LO QUE LE PASA,NO SE SI ES UN MOTIVO ELECTORAL O NO PERO SIRVE,SI ES PARANOIA ES LA REALIDAD CON LA QUE VIVIMOS A DIARIO.

  2. Hola Miguel, por lo general no le respondo a un HOYGAN, pero te comento que si el objetivo es combatir la inseguridad lo que hay que hacer es trabajar para mejorar las instituciones y no gastar esfuerzos y recursos en herramientas marketineras que lo único que hacen es generar más ruido y no aportan nada útil a la cuestión.

  3. La verdad es que lo de De Narváez es insólito. Es diputado, y debería legislar para que los delitos denunciados en comisarías estén en un mapa informatizado disponible para las instituciones que lo requieran (y eventualmente para el público) con el objetivo de dar herramientas confiables a las instituciones. En lugar de eso arma un mapa donde cualquiera puede poner lo que quiera, donde no se sabe si dos personas hablan del mismo delito o no, donde la información no puede ser utilizada por instituciones de gobierno por no ser confiable y donde además se incluyen ciertos delitos y no todos los posibles. Un mamarracho que le va a encantar a doña Rosa, la de Neustadt (R.I.P.).

Deja un comentario